Texto atracones

Texto atracones

01 agosto 2014

Agosto, mi punto débil


Freepik

1 de Agosto. Aquí estoy un año más mirando los 31 días de camino delante de mí que aún me quedan por recorrer. El mes de Agosto siempre ha sido mi talón de Aquiles, ya no sólo con el tema de la alimentación, sino en general, es un mes que me descoloca mucho a nivel emocional desde pequeña, haga vacaciones o no. Este mes representa mi mayor obstáculo del año, ¿cómo lo diría con la dulzura, delicadeza y la elegancia que me caracteriza? Agosto es el grano en el culo de mi vida...

Por suerte, sé que no soy la única. Conozco a muchísimas personas que les pasa lo mismo. A las que están casadas y con hijos, los agostos les representan una carga extra de trabajo. Las que conozco también con trastornos de la alimentación, ven como sus vacaciones alteran todas sus pautas de comida o directamente se dejan llevar. Las que trabajan en agosto porque trabajan, las que no, porque quieren trabajar. Las que se van de vacaciones, bueno aún disfrutan algo pero quieren más o menos días u otras fechas…

En mi caso, yo no me voy de vacaciones pero este mes me supone un cambio de vida de 180º. Tengo una única semanita de vacaciones y el resto trabajo sólo media jornada (yo siempre hago vacaciones durante el año). ¿Y cuál es mi problema? El vacío. La nada.

Mis padres se van de vacaciones, mis amigas están de vacaciones o trabajando, hay menos gente en la calle, muchos sitios cierran, no tengo ni una sola clase de mis hobbies, hasta el gimnasio me cierra una semana, hace un calor insoportable... Uy por Dios, lo acabo de leer y sí parezco una llorica…

La esencia de todo es que en Agosto los vacíos de tiempo están muy presentes en mi día a día y es un poco más difícil llenarlos con actividades, salidas con amigas, conversaciones por teléfono… y cuando las personas como yo nos enfrentamos a los vacíos o silencios, nos sentimos aterradas, así que los llenamos. Con comida.

Durante el año, no hay problema, puedo estar dos o tres días de vacaciones sin hacer nada. Entendiendo como no hacer nada, ver la tele, leer un libro, pasear, ir al cine… Pero en Agosto, todas esas opciones se me agotan al cabo de 4 días.

Justamente, hace unas semanas leí un artículo que iba en esta línea. Estas eran las ideas básicas:

"(…) los resultados [de un estudio combinado de las universidades de Harvard y Virginia] muestran que la mayoría de la gente prefiere estar haciendo cualquier cosa (escuchar música, leer o interactuar con el móvil) a no hacer nada, incluso durante un tiempo breve".

Pero mirad hasta qué punto se llega:

“Esa preferencia por la acción se observó incluso cuando la alternativa a estar sin hacer nada era una actividad desagradable, como recibir pequeñas descargas eléctricas. "Cuando les dimos a los voluntarios la opción de entretenerse simplemente con sus pensamientos o presionar un botón para recibir pequeñas descargas [que ellos mismos habían valorado previamente como desagradables]", el 67% de los varones y el 25% de las mujeres eligió la descarga.”


Éste es el artículo: http://www.elmundo.es/salud/2014/07/04/53b53eab268e3e7b458b4575.html

Esto es cosa del mundo occidental en el que vivimos siempre con prisas, evadiendo nuestra propia compañía, huyendo de los momentos de inactividad que nos hagan mirar hacia dentro más que hacia afuera, buscando siempre la compañía por la mera presencia de otra persona, encendiendo la tele o la radio sin escucharla del todo sólo para que el silencio deje de gritarnos. Me declaro culpable de todo.

¿Qué nos aterra del silencio absoluto? ¿Qué tememos poder encontrar o qué pensamientos tememos que salgan a la superficie? Paradójicamente, todas las personas decimos que nos conocemos bien, que sabemos perfectamente cómo somos. ¿Y cómo lo sabemos si no hemos reflexionado sobre ello? Porque, ¿es posible conocerse sin mirar hacia dentro? Es más, ¿es posible mirar hacia dentro con el ruido del mundo y de la vida creando interferencias?

Y como sé que este es mi punto débil pues voy probando cosillas desde hace meses: he probado la meditación, me he ido un día a pasear sola por la playa, a estar sola en casa sin hacer nada de nada de nada, pero de nada ehhh Voy poquito a poco. Pero en agosto… En agosto, ¡no! En agosto hay que llenar las horas porque es cuando la comida anda más al acecho. Para llenar los vacíos; porque no me apetece cocinar y cojo cualquier cosa o tiro de comida rápida; porque pienso en tentadores y refrescantes helados, granizados, horchatas…; porque total “estoy de vacaciones y todo el mundo engorda en vacaciones”; porque mis horarios son diferentes, porque me aburro, porque me divierto, porque me agobio, porque crece la ansiedad…

Y os aseguro que no exagero nada. En este mes hacía auténticas "proezas". Hace unos tres años llegué a engordar unos 9 kilos y pico en unas tres semanas y media, a base de atracones. ¿Me entendéis mejor ahora? No es miedo injustificado.

Así que, siguiendo la estela del año pasado que fue muy bien (no hubo ninguna recaída) tengo ya preparado mi mes de agosto, planificado al milímetro y me dan exactamente igual las opiniones sobre llenar vacíos y evitar estar a solas conmigo misma. Conmigo de eso ya se hablará a partir del 1 de septiembre. Ahora, no hay experimentos que valgan. La comida debe ser (y será) una presencia muda este mes. Sin descontroles.

¿Cómo se llena el vacío? Pues con paseos por una Barcelona casi desierta, películas de cine, exposiciones, ratitos en la playa, visitas a la biblioteca, lecturas a la fresca, alguna salsita bailada en la discoteca si encuentro a alguna amiga que va o vuelve de vacaciones, puesta al día de series americanas, conversaciones aunque sea con la frutera por aquello de dar coba a alguien, shopping en algún centro comercial, bien abrazadita al aire acondicionado, cuidándome mucho (manicuras, pedicuras, cremitas, mascarillas)…

Y con paciencia… Éste será básicamente mi agosto: aprovecharme de la inercia de que las cosas van bien y simplemente esperar a septiembre para empezar el otoño con fuerza, ganas, retos y proyectos.

¿Y vosotras? ¿Cómo pasáis vuestros agostos? ¿Es simplemente un mes más, disfrutáis de él u os supone un pequeño tormento como a mí?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Analytics