Texto atracones

Texto atracones

26 febrero 2016

La vida es una margarita…


Cuando una de mis psicólogas hace años empezó a decirme “Mira, Meritxell, la vida es una margarita…” yo pensé: “Allá vamos, la frikada de las 7 y cuarto de la tarde…” Pero mira, el planteamiento de esta psicóloga además de ser certero, fue repetido en varias ocasiones por otras psicólogas después, sin emplear la metáfora de la margarita, e incluso hace poco recordé que la misma idea no era nueva para mí. Allá en el año 2002 (hace más de una década en mis años de jovenzuela, moza y lozana haciendo las prácticas de mi carrera de periodismo) entrevisté a un escritor que publicó sino el primero, sí de los primeros libros sobre coaching en España y hacía referencia a nuestra vida comparándola a una rueda de un carromato. A saber, debía ser equilibrada, completa y estar siempre en movimiento. Hacia adelante, siempre. Como debía ser redonda nunca podía detenerse.

En cualquier caso, yo tengo los conceptos claros pero como la idea de la margarita es la más bonita y bucólica es de la que os quiero hablar. Me inspira más una margarita que una rueda, ¿qué queréis que os diga?

Primer paso: Margarita. O Daisy si queréis…

Fuente: Freepik
¿Lo tenemos claro? Bien. No se trata de deshojarla en plan “Me quiere, no me quiere” sino todo lo contrario, se trata básicamente de dos pasos.

     - Identificar la margarita como si fuera nuestra vida y, a partir de ella, cada pétalo es un aspecto de esa vida. Rellenémosla. Os daréis cuenta de que no tiene sólo 4 pétalos: salud, amor, dinero y salud. Sino bastaaaaantes más, así que concretemos porque nuestra vida es más compleja y no se puede catalogar sólo en cuatro apartados. ¿Ideas? Marido, hijos, religión, profesión…

     - Y ahora la parte difícil… Debemos crear / mantener / cuidar cada uno de los pétalos que conforman nuestra vida.

Hasta aquí la idea básica y fácilmente entendible que me planteaban. Ahora bien, por mis experiencias en la vida, mis ajustes, lo que veo y lo que quiero, he tuneado la idea de la margarita y he añadido varias modificaciones. Atención, no os perdáis:

     - Cada margarita es única e intransferible, de la misma manera que lo es nuestra vida, nuestros sueños, anhelos y fracasos. Así que no existe una margarita de pétalos ideal. La más adecuada es la que te creas tú siendo sincera contigo misma.

     - Hay pétalos dobles. Si algo tiene mucha importancia para mí, ¿por qué me voy a conformar solo con un pétalo? ¡No, hombre! Mejor doble. Pero, ¡cuidado! Porque un pétalo doble significa mayor importancia en tu vida, mayores alegrías pero los fracasos y el dolor también son dobles…

     - Para mí también hay grados. No todo se mueve en la dicotomía de: pétalo sí Vs pétalo no. O más acertado sería decir: presencia de pétalo Vs ausencia de pétalo. Hay grados porque de cada pétalo hay niveles, como si fuera un vaso: puede estar un poquito vacío, puede estar a mitad, puede estar más lleno o lleno del todo.

Entonces, ¿cuál es el objetivo? Que todos los pétalos sean importantes en tu vida, que haya muchos (cuantos más mejor), que nunca dejes de luchar por ellos o de cuidarlos y que haya movimiento: que vayas sustituyendo unos por otros, que algunos desaparezcan, que haya otros nuevos, que algunos se hagan más fuertes…

¿Por qué? Porque la vida está llena de alegrías y de tristezas, eso es impepinable. Si tenemos pocos pétalos y nos falla uno, la pérdida es brutal porque quedan menos a los que agarrarse o que nos consuelen el alma. Pero si tenemos muchos pétalos y nos falla uno o incluso dos, siempre quedan muchos más para no hundirnos y no caer en un pozo de desesperación.

Teniendo en cuenta que en este blog estoy desnudando mis alegrías y mis tristezas, obviamente os iba a enseñar mi margarita, faltaría más…

Sí, mi margarita es rosa ;)

Mi vida ha estado marcada por la soledad, por eso para mí es de vital importancia el contacto con la gente: la vida social, amigos, conocidos, pareja… seguramente para un ermitaño o un monje budista esto no sea importante. También tengo un pétalo exclusivo dedicado a mi alimentación porque es importante no descuidarla en mi vida (alguien sin un TCA podría prescindir de este pétalo). El baile es básico en mi vida, es una fuente de felicidad brutal, por eso es doble… Bueno, y el resto ya lo veis: más o menos importante en mi vida, dedico más o menos tiempo… pero su presencia es imprescindible para mí. Y la de cosas que están por venir… no cierro puertas a todo lo que vaya llegando.

Ésta es mi vida ahora, en el año 2016. Ayer justamente estuve revisando mis diarios y encontré una margarita que había hecho en retrospectiva de mi vida de los años 2005 – 2010. Desoladora… La margarita estaba llena de pétalos pero sólo cinco tenían una etiqueta: padres / trabajo / comida / un máster que estaba cursando entonces / dinero.

Y analizando bien… padres (relación no muy buena) / trabajo (bien, se salvaba) / comida (¡coño! pero si padecía un TCA) / máster (sólo duró un año y luego…) / dinero (sí, para comida). Tranquilos, no lo digáis vosotros, ya lo digo yo que para algo era mi vida. Tenía una vida triste, solitaria, en cierta manera miserable sin sueños ni esperanzas.

¿Y qué pasó? Pues ya lo sabéis… un tratamiento en un centro por el trastorno por atracón y muchas horas de picar piedra, mentalmente hablando, y cambiando todo en lo que el TCA había convertido mi vida.

Sabéis los que me leéis desde el principio que mis posts no son casuales ni programados, sino que surgen… ¿Y por qué ha surgido justamente éste esta semana? Si total, el tema de las margaritas lo podía haber hablado infinidad de veces. Pues, chicos, qué decir… ¿el destino que marcó que éste post sólo pudiera ser este mes de este año? 

Freepik
Si os acordáis de mi último post del año pasado os dije que tenía la sensación de que este 2016 iba a ser la bomba para mí. Tenía esa expectativa y (¿me atreveré a llamarlo?) intuición de que este año era el mío. ¡No voy desencaminada! Sólo iba un poco desajustada en cuanto a fechas. Éste, es el año del mono, el de mi año y ¿cuándo empezó el año chino del mono? ¡¡¡En febrero!!! Mi Enero ha sido regulero (os juro que la rima esta cutre ha salido de chiripa) pero es que este mes de febrero del que sólo quedan tres días… ha sido un huracán. Una montaña rusa brutal. Y no os mentiré, he disfrutado un poquito de la locura, de la vorágine, del vértigo, de estamparme contra muros… No he disfrutado del dolor, no es eso, he disfrutado de estar viva, de sentir, de reír, de llorar, de gritar y de levantarme cada vez que me he caído de bruces. He disfrutado de haber pasado este mes y todavía tenerme sobre los dos pies. Ya, que exagero, ¿no…? Echadle un ojjito a mi mes de febrero que aún no ha terminado…

     - Terminé una relación de más de 3 meses con un chico por el que realmente sentía bastante. Y lo dejé porque no me daba lo que era importante para mí en cuanto a valores, así que no me quise conformar. ¿Recordáis aquel post en el que os contaba que dejé a mi ex y tenía pánico a habérmela jugado y arriesgado demasiado? Estaba aterrada por aspirar a demasiado. Mmmmm… un año después… y aquí alguien ha ganado algo de autoestima… ;)

     - He perdido a dos amigas de golpe en un plazo de 48h. Dos por un lado, más una que aparté a finales de enero porque tenía dudas, más otra de la que me apartaré en breve en cuanto pase un evento que tenemos juntas la semana que viene, porque es tóxica para mí. ¡Para mí! Esta chica, bueno, mujer porque ya pasa de los 50, como ejemplo, tiene otras amigas y se lleva bien con ellas o sea que ella no tiene ningún fallo; la amistad, para mí, se trata de compatibilidades, de feeling, de los mismos valores… Entonces, la pregunta es, ¿por qué mantener en tu vida a gente que no te aporta según tus creencias?

     - Me presenté a un cásting para entrar en una pequeña compañía temporal de salsa para montar una coreografía durante unos meses. Y me rechazaron. Por eso no me presento a menudo… habría que ser tonta para tener problemas para gestionar mal los rechazos y seguir presentándome a cástings. Pero mira, me presento… y no.

Ya hasta aquí, imaginaos mi margarita… algunos de los pétalos más importantes están muy tocados en poquísimo tiempo: amor, amistad, baile… Si yo no tuviera nada más a lo que agarrarme, mi vida habría sufrido un golpe que me habría tumbado a la primera. Porque no habría nada más de valor en mi vida. Igual que no había casi nada de valor en mi vida del 2010, por ejemplo. ¿Qué hice? Ilusionarme y enfocar mi mirada en los otros pétalos que había estado fortaleciendo durante meses y que también me llenaban la vida, aunque a lo mejor no con la misma intensidad y seguir en la lucha por ellos: otros amigos, baile, mi máster, conocidos, hobbies, excursiones, familia…

Ahora imaginaos lo que le pasa a una persona que en su margarita dedica 5, 6, 7, 8, 9… pétalos a algo concreto: amor, trabajo, hijos… Pues que cuando esos pétalos se caen… la vida se les hunde.

Pero, esperad…. que febrero no se quedó ahí, ¡no, no!

     - Me fui de excursión un fin de semana a la nieve con un grupo de 30 personas, ¡todos desconocidos! Terapia de choque total. ¿Miedo al rechazo? ¿Dificultad para hablar con desconocidos? ¿Miedo a que me juzguen donde no conozco a nadie? ¿Incomodidad? ¿Inseguridad? Sí, de todo y a granel. Y sí, enfrentado.

     - Terapia de choque, parte II. Me apunté a un speed dating. Igual os suena: “citas”-charlas con completos desconocidos uno por uno, en una mesa y cada 5 minutos suena una campana y van cambiando los chicos de chica en chica. Esto sí que fue terror del bueno y no el de Freddy Krueger… Y sí, enfrentado.

     - Terapia de choque, parte III. Tomando la iniciativa todo lo que puedo y más: propongo viajes, salidas, excursiones con amigos pero también con conocidos que quiero conocer más y no me espero a que tomen ellos la iniciativa. Y sí, enfrentado.

Marzo intuyo que será tranquilito… después de la tormenta siempre llega la calma, ¿no?

2 comentarios:

  1. Madre mía Meritxell!!!!! Vaya mesecitoooo has pasado!! Te echaba de menos! Este post se ha hecho de esperar! He reflexionado sobre el tema margarita, y me ha recordado a la peli inside out, las islas de la personalidad (creo recordar). En octubre vi la peli y me sentí tan identificada con la niña protagonista!! Más o menos lo veo como los pétalos de la margarita. Te van fallando pétalos, pero tienes otros en los que apoyarte... haces bien en hacer limpieza de amistades y museos cuando no te aportan cosas positivas, tienes las cosas muy claras, y eso me encanta de tí!! Seguro que el año te depara solo cosas increibles y geniales!!! Muchos besitos guapaaa!! Ese coffe sigue pendiente!!
    Maria!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María!!!! qué ilu saber de ti, te debo mensaje (mea culpa :( ) Inside out! Me encantó taaaanto esa peli, aunque eso sí me tiré como un mes como obsesionada siempre pensando en quién estaba al mando en mi cabeza en cada momento jajajaj
      Ayyyy los museos!! Eso es lo que me pasa por querer sacarme un abono anual, en expos que sólo son temporales (joer, somos unas profesionales ya de las metáforas jajaj)
      Sí, café pendiente.... cuando vuelva de... ¡¡¡¡las fallas!!! niña, que me voy a tu tierra :)

      Eliminar

Analytics